Pasos simples para el cuidado de pisos

El cuidado de los pisos, es una actividad que requiere más mano de obra que cualquier otra tarea de limpieza.

Para el impacto ambiental, el cuidado de los pisos es uno de los culpables en cualquier programa de limpieza, actualmente cada vez son más las industrias que tiene opciones de cuidados de piso ecológicos, que son más seguros y adoptan prácticas de cuidado de piso sostenible, que reducen el impacto ambiental y si se implementan correctamente, también pueden ahorrar costos.

Para el proceso de cuidados de pisos, el pulido es muy importante ya que además de hacer que el piso sea más duradero, facilita el tiempo que requiere limpiarlo, y eso contribuye con el medio ambiente y la salud.

Cuando se implementan las rutinas de limpieza y cuidados, se reduce el deterioro, limpiar el polvo con frecuencia, hace que se extienda la vida útil del piso, asimismo reduce los riesgos de resbalones, caídas y reacciones alérgicas.

Existen cinco elementos importantes para el cuidado de pisos, que deben incluirse para proteger la seguridad de las personas y al mismo tiempo preservar los sustratos del piso.

Eliminar el polvo es el primer paso para una limpieza efectiva, puede barrerlo manualmente o utilizar máquinas barredoras en espacios de acera y estacionamientos, es importante hacerlo con regularidad.

El mantenimiento de rutina es el más fácil y menos costoso en el cuidado de pisos, es importante que los pisos sean seguros, limpios y cuidar su apariencia. El cuidado de rutina consiste en, trapear el polvo y trapear húmedo y utilizar un limpiador de buena calidad. Los trapeadores de microfibra, atrapan el polvo mejor que los trapeadores secos tradicionales, utilizan menos agua y químicos al momento de utilizarlos como trapeador húmedo, es recomendable utilizar un limpiador de pisos neutro de alta calidad, para la limpieza diaria, utilice los desinfectantes solo cuando sea necesario, y en épocas de invierno, para eliminar las bacterias ocasionadas por la temporada.

Cuando el polvo penetra en el acabado de los pisos, hace que se vean rayados y desgastados, reduce la tracción y provoca resbalones y caídas, pulir el piso mejora la tracción, restaura el brillo y previene accidentes, al combinarlo con el trapeado húmedo ayuda a preservar el acabado y prolongar el tiempo de vida.

Si desea hacer una restauración parcial en el piso, debe remover una o dos capas del acabado dañado, para eliminar la suciedad incrustada y preparar el piso para una nueva capa superior.

Para una restauración completa, se requiera pulir profundamente el piso y aplicar un sellador que preserve el acabado, un piso recubierto con dos capas de acabado y dos capas de sellador resistirá más desgaste que un piso recubierto con solo cuatro capas de acabado.

Cuando un piso está recubierto con dos capas de acabado y dos capas de sellador, resiste más al desgaste que un piso recubierto solamente con cuatro capas de acabado.

Fuente: https://latam.issa.com

Deja un comentario