Limpieza en paredes

Las paredes son elementos que enmarcan y dan vida al ambiente, el desgaste en ellas se nota con facilidad, ya que con el tiempo, muestran manchas, huellas, o deterioro de pintura. En ocasiones pintarlas nuevamente es la solución, pero también existen formas sencillas para limpiarlas.

Utilizar trapos limpios o esponjas y una solución limpiadora, ayuda a aclarar las manchas, para eliminar manchas profundas puede utilizarse:

4 litros de agua templada

250 ml de amoniaco transparente sin detergente

250 ml de vinagre blanco

250 g de sosa caustica

Antes de aplicar la mezcla en toda la pared, debe hacerse una prueba en una mancha pequeña, para verificar que la pintura de la pared no pierda su color.

Si la pared tiene polvo o barro, se recomienda quitarlo antes de humedecerla, para ello se puede utilizar un plumero, o una aspiradora, para eliminar el polvo y telarañas. Al momento de limpiar debe hacerse con mucho cuidado para no quitar la pintura, al finalizar la limpieza debe quitarse el exceso de humedad con paños limpios, para evitar que se formen manchas de gotas al momento de secarse.

Deja un comentario