Cómo lograr una rutina saludable en el trabajo

En algunas ocasiones las tareas pueden causar tensiones y estrés, es importante que afecte nuestro bienestar.

Investigaciones neurocientíficas se apresuran a que el estrés, no solo produce cambios en el cerebro, también disminuye el desempeño de algunas funciones.

Para contrarrestarlo, es importante identificar los factores que determinan, es decir los hechos, personas, situaciones, objetos que provocan estrés. Estos pueden detectarse cuando se hace una observación hacia uno mismo y alrededor.

En los ámbitos laborales, los factores estresantes pueden ser los ruidos, las interrupciones, el sonido constante de los teléfonos, entre otros. Otro aspecto estresante es cuando no hay objetivos claros y certeros, y se enfrenta a situaciones poco certeras.

Una de las formas de reducir el estrés es incorporar hábitos que ayuden a recobrar la tranquilidad, llevar a cabo una vida saludable.

  1. Dormir: cuando se está resolviendo, es difícil resolver los problemas, en cambio cuando se duerme bien, se puede facilitar el análisis de los problemas y se toma decisiones con la mayor facilidad.

 

  1. Espacios de diversión: Crear espacios que brindan placer y diversión en la salud, que ayudan a reducir el estrés, además de mejorar el sistema inmune, lo cual da como resultado que existan menos posibilidades de dolor y enfermedades.

 

  1. Relajación: Aprender a relajarse en el cuerpo y la mente. De acuerdo con algunos experimentos, la opinión de que las personas están cargando de la liberación por la media hora diaria, por ocho semanas, por el final cambios valiosos en las regiones de su cerebro, de las que dependen de la memoria, de la empatía, del sentido del yo y del estrés

 

  1. Ejercicio: Practicar algún tipo de deporte o realizar actividades aeróbicas, ayudar a reducir el estrés, las investigaciones que coincidan con las personas que practican el deporte, baile, caminata, o aeróbicos, tener menos niveles de ansiedad, que las que lleven una vida sedentaria . El ejercicio hace que el cerebro se libere del estrés y mejore su desempeño.

 

  1. Alimentación: Una mala alimentación predispone provoca enfermedades, daña los vasos sanguíneos y perjudica el rendimiento cerebral. Cuando una persona esté estresada, come mal, en horarios inadecuados y en lugares de comida rápida, si es muy apresurados, no ingiera bien los alimentos, lo que puede dañar su salud. Es por eso que es importante controlar lo que se va a comer, y que el mar lo es necesario

 

Poner estos aspectos en práctica, ayudar a mejorar su salud, y por consiguiente su rendimiento laboral.

Deja un comentario