9 Secretos para ser un Buen Líder

Este artículo está hecho para aquellas personas que seguramente están buscando cómo encontrar desarrollar ese perfil de buen líder que necesitan completar y en Grupo Misol decidimos aportar un poco al crecimiento personal, debido a que nuestra experiencia como líderes en Outsourcing nos permite colaborar en este tema.

Los siguientes secretos están basados en el libro de Napoleón Hill “Piense y hágase rico”, en el cual se mencionan una serie de reglas o tips para ser un buen líder, así que sin más que agregar, vamos directamente al grano:

1.    Valor inquebrantable

Un buen líder se basa en conocer lo suficiente no sólo de sí mismo sino también del área o rol en el que se desempeña, especialmente si quiere ser un buen jefe.

¡Nadie quiere ser liderado por alguien que le falta valor o confianza en sí mismo!

Es más, no existen seguidores inteligentes que puedan ser dominados mucho tiempo por este tipo de líder, por ejemplo:

Imagínense un equipo de fútbol en donde su director técnico no tenga confianza en sí mismo como el director técnico y en su gestión en las estrategias y motivación de sus jugadores. Con el tiempo, el equipo comenzará a detectar esa desconfianza y por lo tanto se iría desintegrando poco a poco. Lo mismo pasa en cualquier empresa. En nuestro caso hemos colocado a personas apasionadas con el servicio al cliente y expertas en temas de subcontratación así como tercerización de servicios para poder liderar efectivamente lo que hacemos.

2.    Autodominio

Esto tiene que ser algo que debes recordar siempre: “Un hombre que no puede dominarse a sí mismo, jamás podrá dominar a otros”.

El autodominio es un ejemplo para las personas; porque se sienten identificadas con el perfil de buen líder y tratarán de emularlo. Por lo tanto, un líder sin autodominio es un mal ejemplo a seguir.

Pongamos un ejemplo, si vamos a alcohólicos anónimos (AA) y el encargado del grupo es un borracho, ¿Confiarían en él? ¿Lo seguirían? Por supuesto que no. Sería incoherente. Por lo mismo aquellos que desean ser líderes deben reconocer y estar conscientes que las miradas están sobre ellos. Es un precio de crecer en las organizaciones (por eso vemos que los periódicos siempre documentan cualquier cosa que realizan los famosos o politicos).

Esto va muchas veces cuando encontramos a personas que piensan tener el perfil de líder, pero hacen todo lo contrario a lo que dicen.

3.    Profundo sentido de justicia

Napoleón Hill nos dice:

“Sin sentido de nobleza y de justicia ningún líder puede influir en sus seguidores ni ser respetado por ellos”

Son los líderes quienes le dan crédito a las demás personas por sus logros, son los líderes quienes actuan con nobleza y justicia. Si observas a alguien que no trata bien a sus colaboradores seguramente no es un líder, es más bien alguien en una posición de poder.

4.    Decisión

Un hombre que duda de sus decisiones está demostrando que no está seguro de sí mismo; de esta forma no puede dirigir con éxito.

Imaginen a un coronel en plena guerra, y le preguntan qué deben hacer o cuáles son sus instrucciones y que éste conteste dudosamente con una pregunta: ¿Ustedes qué creen que deberíamos hacer?

Es simple: Un líder que duda, no es líder. Esto no significa que las respuestas se deban sacar al azar, al contrario, los líderes saben como actuar porque se han preparado. Hay alguien que comenta que por ejemplo la Universidad es útil porque nos ayuda a tener criterios para decidir y actuar.

5.    Has un plan y trabaja en ese plan

Un líder que actúa solamente por intuición puede resultar como un barco que no tiene timón, va a parar en cualquier puerto.

Un buen líder debe armar planes y seguirlos. Aún cuando las cosas sean más difíciles de lo esperado. Los amigos japoneses comentan que la Disciplina finalmente le termina ganando al talento y esto es debido a que seguir un plan implica disciplina pero es la base del éxito de muchas organizaciones y líderes.

6.    Trabajar más que los demás

Este es un aspecto clave de buen líder, tener una buena voluntad y hacer más de lo que exige a sus seguidores. El asunto es que ser líder implica ser responsable (su nombre esta en juego). Y por eso en Grupo Misol nuestro gran diferencial es el servicio, el trabajo que hacemos, la pasión y cintura que ponemos en nuestros proyectos.

7.    Personalidad agradable

Aquí no hay mucho que decir.

Las personas carismáticas; genuinas y que tienen una personalidad agradable tienden a mejorar el sentido de liderazgo. El secreto es ponerse en los zapatos del prójimo y tratarlos como nos gustaría que nos tratarán a nosotros. Es una regla de oro!

8.    Simpatía y comprensión

Un buen líder debe ser simpático con sus seguidores; capaz de comprenderlos, tanto a ellos como a sus problemas. Es tan simple como comprender que estamos a cargo de un grupo de seres humanos.

9.    Detallistas

Un buen líder debe ser maestro en el arte de ser detallista. Debe ver desde el aspecto mínimo hasta el más avanzado tratando de que nada quede afuera. Un famoso pintor dijo alguna vez que una obra de arte no está hecha de pequeños detalles, si no que los pequeños detalles forman una obra maestra.

Nosotros siempre hemos pensado que el líder es parte de un todo que debe saber hacer funcionar y a su vez transmitir ese mensaje a los demás para que exista una sinergia de trabajo. Obviamente existen muchas cosas más que complementan al serlo, sin embargo, todos los líderes tienen usualmente esos puntos en común.

¿Cual crees que es el punto más importante?

Deja un comentario