Digitalización de recursos humanos

Tan importante como cualquier parte de la estrategia de crecimiento de Recursos Humanos, la racionalización del proceso de incorporación es una parte fundamental en el ciclo de trabajo de cada nuevo empleado. Sin embargo, muchas empresas siguen luchando por lograr el equilibrio adecuado de la tecnología digital y la interacción humana para lograr una experiencia de llegada óptima.

Conscientes de la necesidad de combinar el soporte digital y humano, los departamentos de Recursos Humanos, en asociación con el departamento de TI de su organización, están adoptando cada vez más soluciones digitales mediante el uso de tecnologías de autoservicio, autoayuda y de inteligencia artificial para automatizar los procesos de integración.

Una lección vital sobre cómo los equipos de TI pueden ayudar a mejorar el proceso de incorporación y la experiencia general de los nuevos empleados es comprender la importancia de una estrategia sólida de autoservicio. Aunque el proceso de cada persona puede ser diferente, todas las nuevas contrataciones tienden a plantear preguntas a los departamentos de TI y Recursos Humanos de una empresa. En lugar de responder a estas solicitudes una y otra vez, los equipos de Recursos Humanos pueden trabajar directamente con el departamento de TI para crear un proceso más fluido que responda a las preguntas más frecuentes a través de la autoayuda automatizada que está disponible como parte de la estrategia de autoservicio. La auto-ayuda consiste en gestionar y organizar el conocimiento correcto de la cara del empleado en un sistema que guía a un empleado a través de las tareas de incorporación, incluyendo la provisión de respuestas a todas las preguntas comunes.

Además de ahorrar tiempo tanto al empleado como al departamento de TI, la automatización de sus procesos de integración de Recursos Humanos con la gestión de servicios y los procesos de autoayuda puede ayudar a su organización a:

• Proporcionar flujos de trabajo y formularios de incorporación para capturar información, obtener aprobaciones y realizar un seguimiento del progreso de las nuevas contrataciones.

• Coordinar las tareas multidepartamentales que deben llevarse a cabo en torno a la incorporación de un nuevo empleado (Recursos Humanos, TI, Instalaciones, entre otros).

• Facilitar la adquisición de los activos necesarios para apoyar a un empleado en función de su rol (tarjeta de identificación, ordenadores, teléfonos, equipos, espacio de oficina, etc.).

• Facilitar la organización, la publicación y la medición de la eficacia de los conocimientos orientados a los empleados para las nuevas contrataciones, lo que incluye el acceso a las respuestas que necesitan para las preguntas, solicitudes y problemas más comunes.

Igualmente importante para adoptar estas prestaciones de autoservicio es consolidar el equilibrio entre la interacción humana y la tecnología. La automatización de servicios digitalizada o inteligente no funciona sin interacción y análisis humanos; más bien, es un paso imperativo para facilitar los procesos de recursos humanos que pueden reducir costes, aumentar la productividad y lo que es más importante, mejorar el compromiso de los empleados.

Fuente: Observatorio de Recursos Humanos

Leave a Reply

Scroll to Top